Nuestros niños vuelven a clases y una de nuestras inquietudes como padres se genera a la hora de escoger las opciones más nutritivas para que nuestros hijos se alimenten sanamente durante el recreo.

Los expertos coinciden en que los alimentos que los niños consumen entre clases son muy importantes para su correcto crecimiento y desarrollo, ya que por la cantidad de energía que gastan, se debe comer en sus descansos.

Y es que la lonchera puede cubrir entre un 10 y 20 por ciento el requerimiento diario de energía y nutrientes en los niños.

Claudia Sanabria, especialista sénior en nutrición y salud de Unilever, afirma que las necesidades nutricionales de cada niño dependen de aspectos como su estado de salud, la actividad física que tenga y hasta el tipo de jornada, adicional. Por eso los padres e instituciones educativas deben cuidar qué le ofrecen de comer a los jóvenes después de las clases en la mañana y a la hora del almuerzo.

Por eso nosotros en Primavera te daremos unos consejos de expertos nutricionistas, que darán un punto de partida para todos los padres que quieren enviar a sus hijos una lonchera saludable y nutritiva:

  1. Analiza los alimentos

    Tómate el tiempo para mirar las etiquetas de los productos. En general no se recomienda los alimentos altos en azúcar, con mucha sal o con demasiadas calorías.

  2. Las Frutas

    Te aconsejamos que aproveches aquellas que se encuentren en cosecha.

  3. Proteína

    Aunque decir que le envíes un huevo a tu hijo(a) puede parecer a un castigo, te sugerimos en cambio un pedazo de queso, bebida láctea, etc.

  4. Energía

    Productos como galletas, panes de cereales o ponqués, preferiblemente sin relleno, que sean libres de grasas, son ricos en fibra.

  5. Bebida

    Procura que sea baja en azúcar y tenga un perfil nutricional.