Todo el año es motivo de celebración. Aunque no sea obligatorio, todos tenemos la costumbre de dar un pequeño detalle, ya sea un regalo grande o algo significativo, no nos gusta llegar con las manos vacías. Sin embargo, en muchas ocasiones, le damos poca importancia a la primera imagen de un regalo por pereza a escoger el papel ideal y empacarlo nosotros mismos.

Esto sobre todo sucede en Navidad, donde no sólo damos un regalo, sino damos para toda la familia e incluso amigos; llegamos a gastar mucho dinero en esos presentes, que al final se nos pasa tomar el tiempo y guardar algo mínimo de dinero para escoger y armar un buen empaque para nuestros presentes. Pero la realidad es que lo único que necesitas es un poco de creatividad, así desde adentro hasta afuera, tendrás el regalo más original de cada celebración.

Cuando nosotros mismos los creamos, imprimimos un sello personal y tornamos más íntimo el hecho de regalar. Nuestros seres queridos apreciarán mucho más los presentes, pese a que sea algo muy sencillo. Los regalos son más apreciados cuando nacen de nuestras manos e imaginación; por eso te invitamos a volver a cultivar ese talento innato que tenemos todos para empacar regalos y hacerlos más originales que nunca con Primavera.