Nada se compara con ser mamá, es una de las sensaciones más increíbles de la vida, pero, muchas veces sentimos que no estamos lo suficientemente preparadas para enfrentar este gran desafío en el mundo actual. A continuación te daremos algunos consejos para guiarte en este importante paso.

Cambios en tu cuerpo

Es normal que después de haber dado a luz de manera natural tengas algunas marcas en tu cara, como por ejemplo algunas venitas en tus cachetes, no te preocupes, hacen parte del esfuerzo que hiciste al momento de pujar. Desaparecerán en pocos días. Es importante que realices los ejercicios Kegel en el embarazo y después, ya que estos te ayudarán a evitar la incontinencia. Si tu parto fue por cesárea, no levantes peso, al menos durante dos meses.

La transpiración nocturna es más común de lo que crees y esto se debe a que tu cuerpo necesita liberar todo el líquido acumulado en el embarazo.

La lactancia

Amamantar es el vínculo más grande que puedes construir con tu bebé. Los nutrientes de la leche materna son esenciales para su desarrollo físico y psicológico. Por esto es importante que tú como mamá tengas una alimentación sana. En este momento comunícale a través de tu mirada todo el amor que sientes por él y hazle sentir que está protegido.

Cómo dormir al bebé

¿Es bueno que el bebé duerma en la habitación de sus padres? Muchas personas se contradicen en este punto, sin embargo, expertos afirman que es saludable para el bebé y los padres dormir juntos durante los primeros 6 meses. Debes tener en cuenta que a la hora de dormir tu bebé siempre debe estar boca arriba para evitar la muerte súbita. No importa qué clase de mamá seas, lo importante es que le brindes todo tu amor, cuidado, cariño y protección a ese nuevo ser que llegó para iluminar tu vida. En Primavera deseamos que te sientas la mamá más especial del mundo ¡Feliz mes de las madres!