Los colores son estímulos visuales que pueden generar diversas reacciones en nuestro organismo y en nuestro estado de ánimo. La psicología del color nos brinda algunos ejemplos sobre los efectos de los colores en los niños y aquí te vamos a contar algunos de ellos para que comprendas el efecto que tiene en tus pequeños y como usarlos a tu favor.

  • Rojo

    Da energía, vitalidad, combate la depresión. Estimula la acción, es por esto que se recomienda en ambientes, juguetes, indumentaria que busque impulsar la acción.

  • Azul

    Es un color muy importante para calmar a los niños, se trata de un color frío que produce paz y sueño. Es utilizado en tono pastel para relajar y ambientar espacios de descanso.

  • Amarillo

    Estimula la actividad mental. Se utiliza el color amarillo en niños con gran dispersión, poca concentración. Utilizado en tono pastel en escritorios, libros, útiles para promover actividad intelectual, en ambientes en donde trabajan niños con dificultades de aprendizaje o fatiga mental. También es un color que inspira energía y optimismo.

  • Naranja

    Combina los efectos de los colores rojo y amarillo: Energía y alegría. Las tonalidades suaves expresan calidez, estimulan el apetito y la comunicación, mientras que las tonalidades más brillantes incitan la diversión y la alegría. Puede ser considerado para el cuarto de juego de los niños en combinación con colores neutros.

  • Verde

    Este color hace que todo sea fluido, relajante. Produce armonía, conservando una influencia calmante sobre el sistema nervioso.

  • Violeta

    Este es nuestro favorito, se trata de un color místico, especialmente importante en la meditación, la inspiración y la intuición. Estimula la parte superior del cerebro y el sistema nervioso, la creatividad, la inspiración, la estética, la habilidad artística y los ideales elevados.

Cuéntanos cuál fue el color que más te gustó y cómo lo usarías con tus pequeños dejando un comentario o a través de nuestras redes sociales.